Servicios a profesionales del mundo del vino

El sector del vino cae un 35% sin la demanda de hoteles y restaurantes

El sector del vino cae un 35% sin la demanda de hoteles y restaurantes

Un 96% de las bodegas dice que la crisis les afecta mucho

La crisis del coronavirus se está notando con mucha fuerza en el sector del vino, donde se han sucedido los ERTE y los ajustes de plantilla desde el estado de alarma. Según la Federación Española del Vino (FEV), la facturación de las bodegas ha caído, en el primer cuatrimestre del año, un 35%. Desde la patronal catalana del vino, la Associació Vinicola Catalana, se afirma que en Catalunya la caída podría ser inferior a la media española “ por la fuerza exportadora de las bodegas”. Pero el director de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), Pau Roca, dice que la reducción puede ser del 50% y que los países mediterráneos se verán más afectados, por la caída del turismo. Añade que el confinamiento ha tenido efectos “irreversibles”.

La encuesta de la FEV revela que el 96% de las bodegas dicen que la crisis les afecta bastante, gravemente o muy gravemente, que el 80% tiene problemas con la exportación aunque el 85% mantiene la producción. La principal conclusión de la FEV es que “la subida de los canales de alimentación y online no compensan la pérdida en hostelería y restauración” y que la prolongación de la coyuntura puede llevar a muchas bodegas a una situación crítica”. El director general, José Luis Benítez, afirma que en Catalunya todos los grandes grupos, excepto Familia Torres, operan en el cava, y que los que tienen unas ventas “más diversificadas” son los que mejor capean el temporal. Asimismo, “las que peor lo están pasando son las bodegas pequeñas que dependen de la hostelería”.

La Interprofesional del Vino de España y la Generalitat reclaman al Gobierno medidas excepcionales para paliar la crisis, como la destilación de crisis, el almacenado privado o la poda en verde. El presidente de la patronal catalana, Valentí Roqueta, insta a superar la situación con la ayuda de la Administración y la colaboración con los agentes de la restauración. Roqueta se muestra convencido, sin embargo, de que el sector saldrá “fortalecido” gracias a valores como la proximidad y la sostenibilidad. El presidente de Raventós i BlancManel Raventós, cree que “hacen falta serenidad y esfuerzos: renunciar a los dividendos, trabajar más y renunciar temporalmente a parte del sueldo y trabajar cerca de los clientes”.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *